miércoles, 14 de abril de 2010

PROFECÍAS DE LA MADRE MARIA

PROFECIAS DE NUESTRA MADRE (fragmentos)

Hijos, FIN DE MUNDO NO, CAMBIO DE MUNDO SI; donde hay agua habrá tierra y donde hay tierra habrá agua, tiene que desarrollarse el bien y tiene que desarrollarse el mal. EL MAL PARA IR A LA REGENERACION Y EL BIEN COMO PROTECCION DEL MAL.
Se han de desarrollar todas las inteligencias del mundo entero, hasta más no poder y llega a no ver. CUANDO ESO LLEGUE ES PROXIMA LA VENIDA DEL MESIAS.
Hijos: Mucho cuidado con llamar a los espíritus, porque el que así lo haga, muy caro le va a costar. Ni por salud ni por ningún motivo. A QUIEN HAY QUE LLAMAR UNICAMENTE ES A DIOS, QUE ES EL ESPIRITU DE PERFECCION POR EXCELENCIA.
Vean hijos, traten de seguir mi Misión, porque llegará un época en que los sufrimientos serán más fuertes y más seguidos, más malo que bueno.
Veréis, oiréis y pasaréis cosas que nunca habéis visto, ni oído ni pasado; y debéis pensar que Dios y la Madre con todos vosotros, vencerán todas las dificultades del Universo. TODO LO QUE EN EL MUNDO HA PASADO, LO QUE ESTA PASANDO Y LO QUE HA DE PASAR, DIOS NO LO PUEDE EVITAR POR SER LEY NATURAL DE ROTACION; y como estamos en el último de la Era Cristiana, SIGLO DE LA REGENERACION ESPIRITUAL DE LA HUMANIDAD, hemos venido al mundo a pasar por donde hemos hecho pasar, para nuestra regeneración y perfección espiritual. El sufrimiento tiene origen en los actos inferiores de las otras encarnaciones anteriores, que en la actualidad habrá que saldar.
Hay que pensar que TODAS LAS RELIGIONES DEL MUNDO DEBEN UNIRSE, UNIENDOSE MAS LAS RELIGIONES, LA HUMANIDAD ESTARA MAS CERCA DE DIOS. Todas las religiones del mundo son de Dios y merecen un elevado respeto.
“Vean hijos, todos y todas han de venir a esta Misión, sino es en ésta, en otra encarnación......”
“Id formando el paraguas de la protección para el mañana, hijos, porque día a día se os pondrá peor, porque se cierne sobre vuestras cabezas de todo lo malo..... No queráis ver con los ojos del cuerpo lo que se viene. Día llegará en que veréis a los hombres volar por los aires, más sabedlo; esos serán los que traerán la mayor destrucción y exterminio. Antes, los hombres se comprendían aún hablando distintos idiomas; hoy, que se sabe tanto, ya lo veis: día llegará en que no se comprenderán hablando el mismo idioma, ni en la familia del hogar.
A vosotras mujeres, os digo: va a llegar el día en que no podréis andar solas por las calles sin que os falten de todo respeto, y luego que ni a la puerta de vuestras casas podrais salir!
Día llegará en que los manicomios serán pocos y chicos de tantos perturbados que habrá, que hasta por las calles los veréis andar.
Vendrá un hombre que querrá reinar en el mundo, pero no reinará, hijos.
Desde 1937 empezará lo peor.
No os hagáis ilusiones, hijos; porque estáis tan seguros como el agua en un cesto.
El mal ha avanzado demasiado y este barco se va a pique.
Se desarrollarán las inteligencias hasta más no poder que traerá el más grande confusionismo: SEÑAL QUE ESTA PROXIMA LA VENIDA DEL MESIAS.
NO ES FIN DE MUNDO LO QUE VENDRA, HIJOS, SINO CAMBIO DE MUNDO..... Estamos en el siglo de la cosecha humana; de cuatro partes desaparecerán tres; quedará una parte para formar la nueva generación que vendrá después...
“... Miren hijos, vendrá un diluvio universal de cuanto sufrimiento puede haber en la vida; pero en la República Argentina habrá la tercer parte menos, por el trabajo de la regeneración.”
Ayuden, pués, para dar lugar a Dios, a fin de que forme el manto de la Providencia para nuestra protección.
El mal quiere sitiarnos por el hambre y la enfermedad, mandando las siete plagas de Egipto y todo lo que esté a su alcance por conseguirlo.
Inundaciones, terremotos, pestes, plagas y cuanto de malo exista.
Démosle facilidad a Dios, con la fe y la confianza, para evitar lo que viene.
Estamos en el siglo de la cosecha humana; de cuatro partes tienen que desaparecer tres. Segados o vendimiados, con el bien o con el mal.
Y no se hagan ilusiones, porque nada está seguro en la vida. Donde ahora es agua, se transformará en tierra y donde es tierra, se formará agua. Estamos navegando y esta nave se va a pique.
Quedará una parte, donde empezará una nueva era de la vida, en la tierra de promisión: la República Argentina.
Dice la leyenda: Cuando exista la destrucción de reino contra reino, de nación contra nación, de padres, hijos, hermanos y parientes, catástrofes, desastres, miserias, hambre y demás, os digo que está próxima la venida del Mesías