miércoles, 23 de diciembre de 2009

RITUAL DE PURIFICACION

Todos los lugares donde están las personas interactuando se carga de energías provenientes de ellos mismos. Podríamos decir que el movimiento genera energía, más aún si esos movimientos están motivados por el nerviosismo, el egoísmo, los problemas cotidianos o especiales en las vidas de las personas. La envidia es una fuerza muy poderosa que se moviliza a nivel inconciente y queda como un residuo oscuro en el campo energético del ambiente o de alguna persona en particular. Esto no significa que aqui haya una posesión, es simplemente energías residuales negativas provenientes de una fuente viva, es decir de otras personas. Tambien en estos casos es conveniente hacer cada tanto una limpieza energética o espiritual del lugar o de la persona a quien se intenta liberar de ciertas opresiones. Uno mismo puede utilizar éstas técnicas movido por la fe y la atención puesta en un pensamiento positivo de liberación de fuerzas inconcientes.

Existen fechas especiales en los que los rituales de purificación son muy efectivos, pues la conciencia colectiva, es decir que una gran cantidad de personas pertenecientes a determinada comunidad está con la atención puesta en la fecha celebrada. En navidad, en semana santa, especialmente los jueves y viernes santos, el día de resurrección de Cristo, en la noche de San Juan, y en día consagrados a santos, santas, arcángeles y la Virgen, esto dentro del mundo cristiano, para otras religiones tambien existen días especiales en los que se lleva a cabo con efectividad un ritual, pero cualquier día es bueno cuando realmente se quiera hacer, se mencionan esos días porque son más propicios pero de ninguna manera significa que en otros días no se pueda hacer.

Si se desea puede hacerse cada 3 o 6 meses un trabajo de purificación de la casa o lugar de trabajo, esto asegura de alguna manera mantener el sitio limpio a nivel energético. Los elementos a utilizar son muy simples y accesibles en todas partes. Anote bien los elementos y no olvide nada al momento de llevar a cabo esta limpieza, pues si olvidara algo cuando esté haciéndolo, sentirá que algo ha fallado y eso obrará en contra de su seguridad y confianza. Si esto sucediera, detenga todo y vuelva a comenzar, pero no abandone lo que esta haciendo. Hágalo de manera completa hasta sentir que ha realizado la limpieza de modo integral.

Elementos que necesitará:

(Las medidas están expresadas en "partes" lo cual significa que la misma medida que utilice para la primera deberá usarla en todas. Si utiliza una cucharita de las de café, eso será una parte)

- Incienso en grano de buena calidad ...............1 parte
- Benjuí en polvo .................................................. 1 parte
- Mirra en grano o polvo ...................................1/2 parte
- Laurel pulverizado ............................................. 2 partes
- Estoraque (cebolla albarrana) ......................... 1 parte
- 1 carboncito vegetal
- Un recipiente con mango
- Un ramo de flores o ramitas de ruda, romero y laurel
atadas con una cinta de color violeta.
- Agua bendecida o puede preparar en vaso agua
corriente con una cucharada de sal marina.

Mezcle los los polvos y granos arriba citados. Encienda el carbón dentro del recipiente. Deje que se ponga rojo. Comience echando un poco de la mezcla sobre el carbón y mueva el recipiente hacia todos lados tratando que el humo vaya impregnando el ambiente. Camine siempre hacia la derecha y esparza el humo en todos los rincones y bajo los muebles. Vaya caminando y esparciendo el humo en todos los ambientes de la casa, luego, cuando vea que el humo se ha dispersado deje en lugar seguro el recipiente con el carboncito. Tome el ramo de flores o de ramas que haya atado con anterioridad y comience a "barrer" las paredes como si de un plumero se tratara. Entonces diga a media voz una oración de exorcismo a la entidad espiritual con la que está poniéndose en sintonía para auxiliar en esta tarea. A medida que diga la oración vaya pasando el ramo con energía sobre muebles, paredes, puertas y ventanas, como si estuviera limpiando de residuos o de polvo el lugar, una vez que haya completado todos los ambientes de su casa, abra puertas y ventanas para que el humo, que tiene la tendencia a salir al exterior, arrastre consigo todas las cargas energéticas residuales del lugar. Es conveniente hacer esta limpieza en un día con sol, pues de esta manera, al salir esas energías se disuelven o pierden su carga negativa.

La oración que a continuación se transcribe es la dedicada a San Miguel Arcángel y que es a propósito de este tipo de exorcismo simple:


"San Miguel Arcángel
defiéndenos en la lucha,
sé nuestro amparo
contra la perversidad
y asechanzas del demonio.
Que Dios humille su soberbia
y tú Príncipe de la Milicia Celestial
arroja al infierno a Satanás y demás
espíritus inmundos que vagan
por el mundo para perdición
de las almas. Amén"


Si lo desea puede reemplazar esta oración por aquella que sienta más afín a su santo o entidad espiritual protectora de su devoción. Tambien puede componer con sus propias palabras la oración con la que se sienta a gusto.

Luego de abrir puertas y ventanas, rocíe el lugar con el agua bendita o con el preparado de agua y sal, asperjando con los dedos sobre los rincones de la casa. Bendiciendo su casa y pidiéndole a Dios que envíe a sus ángeles para que habiten en sus paredes y la protejan siempre.