lunes, 28 de diciembre de 2009

EL PODER DEL SANTO ROSARIO

El Santo Rosario es tan poderoso que desarma a satanás. Cambia los corazones tibios en corazones ardientes por el Amor de Jesucristo.

El poder del Santo Rosario es la oración mas poderosa después del Santa Eucaristía “La Santa Misa”. En todas las apariciones, La Santísima Virgen Maria pide el rezo del Santo Rosario porque a través de esta oración la Santísima Virgen nos acompaña a rezar a Dios Padre y estamos reviviendo la vida de Jesucristo Nuestro Señor. La Santísima Virgen dice: “El Santo Rosario es tan poderoso como una bomba nuclear; pero en construcción”.

La Santísima Virgen Revelo a una devota, que cuando se reza el Santo Rosario con devoción, el cielo se abre y se derraman las gracias sobre las personas que lo están rezando. Esta le pregunto: qué pasa si durante el rezo hay una o más personas que no rezan con devoción, no se derraman las gracias igual? La Santísima Virgen le contesto:

"Las personas que están rezando sin devoción es como si se pusieran un paraguas rechazando las gracias, mientras que aquellos que rezan con devoción las reciben con plenitud."

El Santo Rosario se debe rezar pausadamente, recemos con amor, recordemos que los Misterios son la descripción grafica de la vida de nuestro Señor Jesucristo.

Durante el rezo del Padrenuestro estamos Santificando al Padre Celestial y proclamando su Reino. En las Ave Marías, estamos recordándole a Maria Santísima la Anunciación del Verbo Divino y Santificando a Jesús en su Vientre Virginal. Durante el “Santa Maria” le estamos hacienda una súplica. En el Gloria, estamos glorificando a la Santísima Trinidad.

Recen con amor el Santo Rosario de preferencia en familia y verán como se cumplen las quince promesas que la Virgen hizo a Santo Domingo de Guzman.
Las 15 promesas que hizo la Santísima Virgen María

Las 15 promesas que la virgen Santísima hizo a santo Domingo de Guzmán a favor de los devotos del Santo Rosario:

1. El que me sirva constantemente, recitando mi Rosario, recibirá una gracia especial.

2. A cuantos recen devotamente el Rosario, les prometo mi singular protección y grandes favores.

3. El Rosario será un arma potentísima contra el infierno, destruirá los vicios, disipara el pecado y abatirá la herejía.

4. El Rosario hará florecer la virtud y la santidad, atraerá sobre las almas copiosas misericordias de Dios, retraerá el corazón de los hombres del vano amor del mundo, para llevarlo al amor de Dios y encenderlo en el deseo de las cosas eternas. Oh cuantas almas se santificarán por esta devotion!

5. El que a Mi se encomienda por medio del Rosario, no perecerá.

6. Todo el que rece devotamente el Santo Rosario, con la consideración de los Sagrados misterios, no será oprimido de la desgracia sino que se convertirá si es pecador, se conservara en gracia si es justo y se hará digno de la vida eterna.

7. Los verdaderos devotos de mi Rosario, no morirán sin sacramentos.

8. Quiero que los que recen mi Rosario, tengan en vida y en la hora de la muerte la plenitud de las gracias, y sean admitidos a participar de los meritos de los bienaventurados del Paraíso.

9. A los devotos de mi Rosario yo los librare del purgatorio el mismo día de su muerte.

10. Los verdaderos hijos de mi Rosario gozaran gran gloria en el cielo.

11. Todo lo que pidas por mi Rosario lo alcanzaras.
12. Los que propagan mi Rosario serán socorridos por Mí en toda necesidad.

13. He obtenido de mi Divino Hijo que los miembros de la Cofradía del Rosario puedan obtener por hermanos a toda la corte celestial, en vida y después de la muerte.

14. Los que rezan mi Rosario son mis hijos y hermanos de Jesucristo, mi Hijo Unigénito.

15. La devoción a mi Rosario es una señal de predestinación.
Afirma, su Santidad Juan Pablo II sobre el Santo Rosario

Su Santidad Juan Pablo II, en su Carta apostólica del 16 de Octubre del ano 2002, dijo sobre el Santo Rosario:

“Esta oración ha tenido un puesto importante en mi vida espiritual desde mis años jóvenes. El Rosario me ha acompañado en los momentos de alegría y en los de tribulación. A él he confiado tantas preocupaciones y en él siempre he encontrado Consuelo."


El Papa, el día de su 24 aniversario como Sumo Pontífice, 16 de Octubre, 2002, nos presenta su maravillosa carta apostólica sobre el rosario en la que agrega 5 misterios, llamados "luminosos". Es la primera reforma al rosario desde que Santo Domingo lo introdujo. Hace hincapié sobre la actualidad e importancia de rezar el rosario.

Los nuevos misterios luminosos de la vida pública de Jesucristo:

1- Su bautismo en el Jordán, (cf. Mt 3, 17 par)
2- Su autorevelación en las bodas de Caná, (cf. Jn 2, 1-12)
3- Su Anuncio del Reino de Dios, invitando a la conversión, (cf. Lc9,35)
4- Su Transfiguración, (cf. Mc 1, 15)
5- Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual. (cf. Mc 2. 3-13; Lc 47-48)

Todo el misterio de Cristo es luz. Él es «la luz del mundo» (Jn 8, 12). El Papa nos ofrece la meditación de la vida de Jesucristo para que con El brillemos en este mundo tan necesitado de Su luz. ¡Gracias Santo Padre! ¡Le llevamos en nuestras oraciones y en nuestro corazón!

Además el Papa declaró un Año del Rosario: de Octubre
2002 - Octubre 2003.